Toda mujer debe saber cómo prevenir y reducir los quistes ováricos

mujer 622 Visitas

De mes a mes, los ovarios liberan un huevo en las trompas de Falopio. Si se fertiliza, viaja al útero y se fija allí. El huevo no fertilizado se elimina de los órganos reproductivos. Sus ovarios son responsables de la maduración, la liberación de los óvulos y la producción de las hormonas sexuales estrógeno y progesterona. Todos estos procesos ocurren en las formaciones en forma de saco llamadas folículos. En la mitad del ciclo menstrual, un huevo se rompe del folículo para darle la capacidad de concebir. A veces este saco no se rompe, no permite que el huevo se escape. En esta situación, el folículo puede crecer, causando la creación del quiste folicular. El problema también puede desarrollarse cuando el folículo libera el óvulo, pero luego comienza a acumular líquido dentro de él. Este trastorno se conoce médicamente como quiste del cuerpo lúteo. Estos dos tipos se refieren a los quistes funcionales. Por lo general, son inofensivos y pueden desaparecer dentro de varios ciclos menstruales, incluso sin tratamiento. Además de esto, hay algunos tipos de quistes que no tienen conexiones con las menstruaciones normales. Los más comunes incluyen quistes dermoides, cistoadenomas y endometriomas. Estas formaciones anormales pueden llegar a ser muy grandes y dar lugar a complicaciones bastante peligrosas, como la torsión y el sangrado. Los quistes ováricos, que ocurren después de la menopausia, con frecuencia son malignos. Es por eso que los profesionales médicos recomiendan realizar exámenes pélvicos con regularidad. Aunque nadie está seguro del desarrollo del quiste ovárico, existen algunos factores que pueden aumentar significativamente sus riesgos. Por ejemplo, se encontró que el consumo a largo plazo de medicamentos para la fertilidad se asocia con riesgos elevados del quiste ovárico. Tener endometriosis o infección pélvica también puede contribuir a la formación de quiste en sus ovarios. En la mayoría de los casos, los quistes ováricos son asintomáticos. Sin embargo, a medida que se agrandan, las mujeres pueden experimentar dolor pélvico, sensación de pesadez en el vientre y distensión abdominal. Los quistes cancerosos a menudo causan cambios en la duración y / o severidad de la menstruación, pérdida de peso involuntaria, fatiga extrema y sangrado vaginal anormal. Dependiendo del tamaño, estructura y síntomas del quiste, su médico puede recetarle píldoras hormonales o recomendarlo para una intervención quirúrgica. Hay dos tipos principales de cirugía: la laparoscopia (método mínimamente invasivo) y la laparotomía (que requiere una gran incisión del abdomen). Los profesionales médicos no pueden llegar a un consenso sobre la efectividad de los remedios caseros en el tratamiento de este trastorno. Algunos especialistas opinan que las infusiones de hierbas, como la manzanilla, la menta y la mora, pueden aliviar la tensión muscular y calmarlo. También se encontró que la aplicación de bolsas de hielo o almohadillas calientes puede ayudar a aliviar el dolor y relajar los músculos tensos. Desafortunadamente no podemos prevenir completamente la formación de los quistes ováricos. Sin embargo, aún podemos minimizar los riesgos. Varios estudios encontraron que la exposición constante al estrés puede desencadenar el desarrollo del quiste ovárico. Trata de sobrellevar tu estrés emocional, usando meditación, yoga, respiración profunda y otras técnicas de relajación. También se descubrió que tener sobrepeso u obesidad puede aumentar drásticamente las posibilidades de que ocurra un quiste ovárico. Es por eso que los expertos recomiendan realizar actividad física regularmente y mantener un peso saludable para reducir los riesgos de numerosos problemas de salud, incluidos los cambios quísticos de los ovarios. Hoy en día, los productos de soja se vuelven cada vez más populares, especialmente entre los vegetarianos. Pero, ¿sabías que los alimentos de soja procesados ​​contienen componentes similares a los estrógenos, que pueden alterar tu equilibrio hormonal y aumentar los riesgos de los quistes ováricos? Ciertos suplementos herbales como el cohosh negro, el cardo mariano, vitex y la raíz de maca parecen ser útiles en la regulación de los niveles hormonales. Sin embargo, se necesita más evidencia, y debe consultar con un profesional médico antes de tomar cualquier suplemento. Cuida tu cuerpo y tu mente para que puedas vivir tu vida al máximo. ¡Recuerda que solo obtienes una! Por favor comparte esto con tus amigos y familiares y cuéntanos lo que piensas en los comentarios a continuación.

Este artículo es únicamente para fines informativos y no está destinado a proporcionar asesoramiento médico.

Compartir

Comentarios